martes, 17 de junio de 2014

Montreal me sabe a Café.

Hola amigos! hoy quiero compartir con ustedes un sabor....el café...y es que esta bebida energizante, deliciosa, que nos despierta el cuerpo pero también el espíritu, tiene puesto en nuestra mesa en todas las etapas del año. En invierno nos calienta, y es una excusa para tomarlo a cada rato, en verano nos refresca si sabemos como-y-donde tomarlo...
Montreal, nos regala otro tesoro para descubrir: el café. La famosa franquicia canadiense Tim Hortons, la cual cumple 50 años este 2014, nos ofrece un café filtrado, sabroso, sin muchas pretensiones,( a muy buen precio) y  un gran aliado cuando el frío nos ataca. Donuts, pancitos, helados, es un sitio de donde jamas! saldremos tristes.
Un poquito mas costoso, pero con café de mas categoría, esta mi favorito: los cafés Van Houtte. Aquí el abanico de posibilidades se abre: desde los filtrados hasta los expresos, como base para capuchino, latte...aromatizados o fríos...una experiencia deliciosa. Igualmente sabrosos son los cafecitos de Second Cup, y es que en cada esquina cualquiera de estas franquicias nos rescata en la época de frío, de calor o de cualquier momento que necesitemos una tacita de café.
Starbucks y La Presse Cafe son sitios muy ricos también! mas de moda, con ambiente agradable que invita a los mas jóvenes a sumergirse en el mundo cafetero, con sus bebidas que a veces saben a merengada con sabor a café pero igualmente sabrosas, en fin hay para todos los gustos.
Sin embargo, "pateando las calles" nos podemos topar en muchos sitios de nuestra querida Montreal, con pequeños locales donde venden el cae tradicional, de barista, de esas gente que si sabe como preparar un café de maquina, con sus variantes y sus sabores tradicionales.
En la cafetería Olímpico, en el  124 St-Viateur Ouest de Montreal, los comentarios de un café tradicional cuya influencia italiana se mantiene después de 40 años de fundada, nos invita a visitarla....y asi como esa, en cada calle nos encontramos con locales no conocidos, que siempre tienen mucho que ofrecer.
Muchas veces, la nostalgia me invade y bromeo con ella: como puedo traducir al frances las variedades de cafecitos que nos tomábamos en Venezuela? como traduzco, "un marroncito claro con bastante espuma", (....) "un negrito corto", un "tetero"..no es fácil eh? sin embargo, en Cachitos podemos "matar el antojo" con nuestros cafecitos tradicionales, y algunas de su autoria.
Como se darán cuenta, soy amante del café. Sin excesos, todas las cosas son buenas. Una taza de café, nos sabe a recuerdo, a tertulias interminables, a despecho, a cuentos de amigas, a nuevos amores y a despedidas, espero que después de estas recomendaciones, disfruten de los sabores que Montreal ofrece, esta vez con sabor a cafe!
Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, siempre son bien recibidos.